Global Preloader
Noticia Internacional
(13/Nov/2017) Malwarebytes gana batalla legal contra supuesto creador de PUP

Malwarebytes gana batalla legal contra supuesto creador de PUP

Malwarebytes está celebrando la victoria después de que un juez de los Estados Unidos falló a su favor en una batalla legal con una compañía de software sobre programas potencialmente no deseados (PUP, por sus siglas en inglés).

El juez de distrito Edward Davila desestimó el caso de Enigma Software Group la semana pasada luego de que la empresa demandó a Malwarebytes por clasificar dos de sus productos como PUP.

Los PUP suelen ser descargados voluntariamente por los usuarios, pero solo porque están vinculados a las aplicaciones que realmente desean. Los PUP a menudo cuentan con programas de
tipo spyware y adware.

Enigma alegó "publicidad falsa en violación de la Ley Lanham, interferencia ilícita en las relaciones contractuales e interferencia ilícita en las relaciones comerciales" después de que Malwarebytes bloqueara sus herramientas SpyHunter y RegHunter.

Sin embargo, el fabricantel de anti-malware aseguró la victoria legal después de argumentar que sus acciones están protegidas por las disposiciones de inmunidad de la Ley de Decencia de las Comunicaciones basada en la opinión del Noveno Circuito en "Zango, Inc. v. Kaspersky".

"La realidad es que no solo es una victoria crítica para Malwarebytes, sino para todos los proveedores de seguridad que continuarán teniendo protección legal para hacer lo correcto para sus usuarios", dijo el cofundador de Malwarebytes, Marcin Kleczynski, en un comunicado. "Esta decisión confirma nuestro derecho a permitir a los usuarios al darles una opción sobre lo que pertenece a sus máquinas y lo que no".

Esta no es la primera demanda en la que Engima ha estado involucrada. Demandó al sitio de tecnología Bleeping Computer en 2016 después de publicar una crítica negativa. Bleeping Computer contrademandó y eventualmente las dos partes llegaron a un arreglo fuera de la corte.

Se cree que Enigma apelará la decisión del tribunal de California en el caso Malwarebytes.