Global Preloader
Noticia Nacional
(26/Sep/2018) La OEA busca cooperar con López Obrador en materia de ciberseguridad

La OEA busca cooperar con López Obrador en materia de ciberseguridad

9 de cada 10 bancos han sido objeto de ataques cibernéticos, ya sean exitosos o no. México ha sufrido al menos dos grandes vulneraciones y la OEA quiere participar con el gobierno mexicano y la iniciativa privada para conformar un escudo integral.

La cifra es definitiva: al menos en 2017, nueve de cada 10 bancos de la región fueron el objetivo de ataques cibernéticos tanto exitosos como no exitosos y es por esta razón que la organización afirmó que está dispuesta a cooperar con AMLO en materia de ciberseguridad.

México ha sido un blanco reciente de los ciberataques contra la industria financiera. Entre 2017 y 2018 se han producido ataques de gran envergadura, dos contra el sistema SPEI y uno contra el Bancomext, el banco de comercio exterior del gobierno federal. La OEA ha urgido a los gobiernos y a la iniciativa privada a emprender acciones conjuntas para robustecer la seguridad del sistema financiero y, en consecuencia, la de sus clientes y usuarios.

El descubrimiento de malware es el incidente de seguridad que más sufren los bancos de la región de América Latina y el Caribe, pues 80% de los bancos detectan código malicioso todos los días en sus sistemas, las técnicas de ingeniería social a través del engaño (phishing) por correo, por voz o por mensajería instantánea son las que más afectan a los usuarios de la banca.

La OEA ha abordado el tema de la ciberseguridad en México en colaboración con las autoridades desde que se comenzó a desarrollar el primer documento de trabajo de la Estrategia Nacional de Ciberseguridad (ENCS). En este proceso, el organismo propuso la creación de una agencia u organismo coordinados de las acciones implementadas por la estrategia, lo cual no quedó asentado en el documento final publicado por el Gobierno de la República en noviembre del 2017.

México ha tomado acciones para robustecer la seguridad de los sistemas tecnológicos de la banca, a través de distintas normas y directrices del banco central (Banxico). Para la OEA, esto es un paso obligado para la conformación de un escudo integral para el sistema financiero. “La nueva administración cuenta con el apoyo de la OEA para todo lo que necesite, para trabajar con el sector privado y la sociedad civil de la forma en que lo requiera”, dijo Contreras.