Global Preloader
Noticia Internacional
(07/Dec/2018) LA LEY QUE PONE EN PELIGRO AL CIFRADO

LA LEY QUE PONE EN PELIGRO AL CIFRADO

El gobierno Australiano pasó la nueva legislación denominada Anti-Encryption Bill, ley que permite a las autoridades policiales forzar a las empresas como Google, Facebook WhatsApp, entre otras a cooperar con comunicaciones encriptadas.

Anti-Encryption Bill es una ley federal importante para la seguridad cuya finalidad es atacar a crímenes como ataques terroristas, tráfico de drogas, trata de personas y está compuesta por 3 partes:

Solicitud de Asistencia Técnica (TAR):

Un aviso para solicitar a las compañías de tecnología a brindar "asistencia voluntaria" a las autoridades policiales, que incluye eliminar la protección electrónica, proporcionar información técnica, instalar software, colocar información en un formato particular y facilitar el acceso a dispositivos o servicios.

 

Aviso de Asistencia Técnica (TAN):

Las empresas de tecnologías brindarán a las agencias australianas la flexibilidad de buscar el descifrado de las comunicaciones cifradas.

 

Aviso de Capacidad Técnica (TCN):

El Procurador General emitirá a las compañías crear herramientas para descifrar las comunicaciones para la policía australiana.

“La verdad es que simplemente no hay forma de crear herramientas para socavar el cifrado sin poner en peligro la seguridad digital y erosionar los derechos y libertades individuales. Los piratas informáticos con malas intenciones harán todo lo posible para aprovechar las herramientas que las empresas están obligadas a proporcionar al gobierno”, señaló Lizzie O’Shea, abogada de Derechos Humanos.

Además, sugirió que cuando existan esas herramientas que no pongan en peligro a los ciudadanos, sería fácil para las autoridades australianas compartirlas con sus contrapartes en naciones aliadas.

Es importante mencionar que Australia forma parte de acuerdo de intercambio Inteligencia Five Eyes con Gran Bretaña, Canadá, Nueva Zelanda y los Estados Unidos.

Por último, Apple estuvo en contra de la legislación ya que el cifrado es en realidad una defensa contra los ataques cibernéticos y el terrorismo, ya que una vez que existan tecnologías que rompan el cifrado, los hackers utilizarán las herramientas en todo el mundo.

Fuente secundaria:

https://www.theverge.com/2018/12/7/18130391/encryption-law-australia-global-impact